Crónica de un viaje fugaz

Tengo que ir a Gran Canaria para enseñar a usar dos aplicaciones web que se han hecho en la empresa para la que ahora trabajo. Ese “curso” ya lo dimos, aqui en Tenerife, otro compañero y yo, pero al de Gran Canaria voy yo sólo, ayer estaba de los nervios, ahora mismo, estoy más relajado. Ahora me encuentro escribiendo esto desde la terminal de embarque del Aeropuerto de los Rodeos, a la espera de embarque de mi vuelo, sobre las 8:40, me apetece un cigarro, pero no puedo fumar porque, o no hay, o soy tan “tollo” que no encuentro la zona de fumadores dentro de la terminal de salidas. En cuanto llegue a Gran Canaria, y me halla fumado un cigarrito, seguro que algo más se me ocurrirá escribir.
El curso es a las 12.

Llegué a Gran Canaria sobre las 9:40, creo, por lo que luego me comentaron, que el avión en el que fui es de lo mejorcito que tiene Binter ahora mismo para operar entre islas, a mi llegada, me pongo a hacer cola en la salida del Aeropuerto para cojer un taxi que me lleve hasta Las Palmas, a donde tengo que dar el curso, el ICAPCartel ICAP, en C./Padre José de Sosa, nº 22. A las 10 ya estoy en la puerta, quedan 2 horas hasta que tenga que explicar como usar las aplicaciones, así que decido ir a desayunar algo, y aprovechar y revisar que las aplicaciones esten correctamente en el FTP. Veo, por primera vez en mi vida, parte del conocido Barrio de Vegueta, zona bastante tranquila. Sobre las 11 decido ir ya al Instituto Canario de Administración Púbica o ICAP, preguntando donde se realizaba el curso, y dando a conocer a los que alli estaban, que ya habia llegado y que, en cuanto terminaran con la parte teórica, y durante el descanso, yo aprovecharía para comprobar el funcionamiento de las aplicaciones y prepararlas en los equipos para que tan sólo tuvieran que hacer login contra la aplicación, todo parece correcto, llegan las 12, y todo comienza.
Explico de la mejor manera que sé, como funcionan las dos nuevas aplicaciones, preguntando en cada momento si encuentran algún problema o tienen alguna duda. Todo va bien, quitando algunos problemas puntuales en el servidor, dando por concluida mi explicación sobre las 13:30.
De nuevo, rumbo al aeropuerto para a las 15 de la tarde, tomar el vuelo de vuelta a Tenerife, en el aeropuerto, la misma historia, fuera cosas metálicas, fuera chaqueta, saca el portátil de su maleta, ponlo en un recipiente y el resto en otro. Todo correcto, toca esperar que toca embarcar. El avión de vuelta no es el mismo que cogí para ir, pero nada, para 30 minutos que voy a estar, da igual.
El vuelo, sin sobre saltos, ni problema alguno. Son las 15:40 y ya he salido del Aeropuerto. No se si lo he dicho, pero me gusta mi trabajo y en esta empresa, más que en la anterior.